Archivo de la categoría: Maestría Periodismo

Octavio Paz: millonaria inversión para homenaje en Bellas Artes

Además de la riqueza cultural que normalmente alberga el edificio de avenida Juárez y Eje Central en la ciudad de México, el gobierno mexicano invirtió 29 millones 814 mil 304 pesos para homenajear al único mexicano que ha ganado el premio Nobel de Literatura.

Para este trabajo se tuvo acceso a una lista detallada de todos los gastos realizados para montar la exposición. El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) fue la dependencia encargada de administrar los recursos, según una solicitud de acceso a la información pública con folio 1116100028214.

Las autoridades mexicanas invirtieron 2 millones 756 mil pesos sólo en seguros para las obras de arte y 566 mil pesos en derechos por préstamo de obra.

Aún así, el gasto más grande se hizo en transporte, con 16 millones de pesos.

La inversión se distribuyó en siete rubros:

    • Por préstamo de obra             566 mil 485 pesos
    • Seguros obras de INBA           3 millones 182 mil 61 pesos
    • Seguro obras particulares       2 millones 574 mil 466 pesos
    • Difusión                                   381 mil pesos 163 pesos
    • Museografía                            5 millones 541 mil 310 pesos
    • Traslado de obra                     16 millones 138 mil pesos
    • Salarios                                    Un millón 430 mil pesos

 

Las obras vinieron de todas partes del mundo; aquí un mapa con los museos de origen: ¿De dónde vienen las obras? Click aquí

De dónde vienen las obras En esto ver aquello
De dónde vienen las obras En esto ver aquello

Los seguros se pagaron en pesos, euros y dólares, dependiendo del país de origen de las obras. Los más caros se pagaron a:

  • The Museum of Modern Art, NY         764 mil 064 pesos
  • Henry Moore                                        617 mil 357 pesos
  • Museo Picasso                                    472 mil 725 pesos
  • Los Angeles County  MoA                   385 mil 192 pesos
  • Museo de Arte Reina Sofía                  352 mil 155 pesos
  • The Tate Britain                                    248 mil 400 pesos
  • Colección Chillida                                218 mil 675 pesos
  • Museo de Arte Moderno                      216 mil 949 pesos
  • Juan Antonio Pérez Simón                  214 mil 630 pesos

Uno de los gastos más relevantes es el de museografía, que acumula 5 millones 541 mil pesos. En este rubro, el INBAL destinó 2 millones 386 mil pesos en adecuación museográfica audiovisual para la empresa Sietemedia Diseño y Tecnología; además de 2 millones 88 mil pesos en adecuación de museografía y núcleos temáticos en las salas de exposición.

En una solicitud de información pública el INBAL informó que Héctor Tajonar fue seleccionado como curador de la exposición por Marie José Tramini, la viuda del homenajeado, aunque no es empleado ni fue contratado propiamente por la dependencia. El trabajo de un curador es seleccionar, documentar e investigar para crear un discurso que explique la obra de un artista, en este caso la liga de Paz con el arte.

Adicionalmente, Héctor Tajonar recibió dos seguros por préstamo de obra, uno por 155 pesos y otro por 276 pesos. En una solicitud de información (1116100031914), un ciudadano cuestionó sobre los contratos firmados con Marie José Tramini con motivo de la exposición, ante lo cual se respondió que no hubo ninguna contratación directa y únicamente se realizaron asesorías y opiniones que no implicaron honorarios.

La única inversión para publicidad corresponde a un contrato firmado con ISA Corporativo por 19 mil 218 pesos para la impresión de parabuses.

El contrato más grande se adjudicó a la empresa Córdova Plaza SA de CV por concepto de importación temporal de obras internacionales y nacionales. Se trata de una compañía de la ciudad de México que lo mismo ha ganado contratos con Presidencia de la República, Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), etcétera.

En abril de este año, la empresa trasladó 251 obras de arte para una exposición en el Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo, con un costo de 2 millones 602 mil 309 pesos.

bellas artes

EL IMPACTO

“En esto ver aquello” se grabó en mi memoria, excepcionalmente buena, hay que verla… son algunos comentarios sobre la exposición que homenajea a Octavio Paz en el Palacio de Bellas Artes en Twitter, un montaje especialmente dispuesto para los más jóvenes y difundirse en internet.

Los asistentes reflejan su visita a la exposición compartiendo fotos, videos y citas relacionadas con Octavio Paz en sus redes sociales; los mensajes se ajustan a los formatos breves característicos de Twitter, aunque la propia exposición parece retomar este estilo con su apuesta museográfica, pues los carteles, explicaciones, audios y videos son breves y fáciles de comprender.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) creó cinco listas musicales en Spotify, un servicio para transmitir música en internet, con la aportación de los artistas Roco Pachukote (Maldita Vecindad), Camilo Lara (Instituto Mexicano del Sonido), Natalia Lafourcade y Quique Rangel (Café Tacvba). De esta forma, la experiencia puede iniciar antes del museo y está diseñada para que quien lo desee pueda recorrer las salas con audífonos, aunque deberá esquivar a las decenas que día con día asisten.

De hecho el gran número de asistentes es una de las principales molestias para hacer el recorrido, pues en prácticamente todos los espacios hay que hacer fila para ver los materiales audiovisuales o detenerse en obras de artista famosos.

Según información oficial, la exhibición recibió a 17 mil visitantes en su primer fin de semana y en un mes ya eran más de 50 mil. Si se atienden estos números en promedio cada día van más de mil 666 personas; es decir, alrededor de 185 por hora.

LA EXPOSICIÓN DIGITAL

“En esto ver aquello” está diseñada para recorrerse rápido, incluso corriendo; para los asistentes es complicado detenerse en las obras más interesantes o probar todos los materiales audiovisuales debo a la gran cantidad de gente que acude a las salas.

En el recorrido se pueden apreciar intentos por conjugar las obras de arte estáticas con la tecnología; por ejemplo, en el módulo La Sonrisa de eros están unos dispositivos que sirven para escuchar un mensaje usando las manos como audífonos. Primero, el espectador se ve confundido ante la posibilidad, luego se experimentan algunas dificultades pues hay que poner los codos en unas terminales metálicas y taparse un poco una oreja. Al final, a la mayoría de los usuarios se les dibuja una sonrisa al apreciar el mensaje.

El sonido es uno de los elementos más recurrentes, en las salas sobre arte mexicano se encuentran uno auriculares con mensajes que explican el vínculo entre la obras y la visión de Octavio Paz. Lo mismo en la sala nacional, donde la primera bienvenida la da un discurso sonoro.

La presencia de Octavio Paz digital se aprecia en toda la exposición. Hay discursos, se le ve presentado obras, hablando con intelectuales, conviviendo con su familia, en viejos programas de televisión; a veces sólo se le escucha recitar, pero siempre está presente.

Para compartir la exposición se ha socializado la etiqueta #EnEstoVerAquello, que funciona en Twitter, Facebook, Instagram y Vine para compartir videos, fotos y citas relacionados con Octavio Paz y el arte.

El laberinto de José Luis Martínez

Foto: Angélica Abelleyra
Foto: Angélica Abelleyra

¿Cuánto tiempo cuesta pintar una pared o lavar los platos?

 José Luis Martínez, director de Laberinto, mide ese tiempo de acuerdo a las páginas que podría escribir. Su principal problema es que la suma de las tareas cotidianas y obligaciones editoriales le complica hacerse de algunas horas para redactar.

Considera que un periodista debe tener varios estilos para escribir y dominar la capacidad de saber cuál usar, de acuerdo al trabajo que se requiere. Sí tiene clara una cosa: no se siente cómodo redactando en primera persona.

Por eso llama la atención que su última publicación –El día que cambió la noche (septiembre, 2014)- cuente de forma tan personal la tragedia del terremoto de 1985. Reconoce que no había otra forma de contar un suceso que le afectó tanto y que cambió profundamente la vida en la ciudad de México, sobre todo la diversión nocturna que conocía bastante bien.

La crónica está basada en los hechos que rodearon el 19 de septiembre de 1985 y deja entrever que la vida nocturna fue una de las damnificadas, incluyendo las marquesinas y estrellas de los cabarets de la ciudad. Además de los edificios destruidos y miles de muertes, el terremoto forma parte de la cicatriz de esa generación.

“Cuando se murieron me di cuenta que nunca había conversado con ellos”, dice sobre los compañeros y amigos que perdió hace 29 años y destaca la importancia de “reportear la mirada”.

A pesar de su gusto por la vida nocturna, sobre todo en décadas anteriores, el editor de Laberinto reconoce que no le gusta el contacto con las demás personas.

José Luis Martínez  se reunió con estudiantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) para relatar cómo entró al periodismo cultural y su paso por varios medios de comunicación. Aunque ha visto el desarrollo del oficio periodístico y los cambios derivados de la tecnología, no se asume como un perpetuo melancólico, de los que creen que todo era mejor antes, e incluso dice que uno de los peores riesgos es hacerse viejo, perder la capacidad de asombro.

MEDIOS

Tras una carrera de tres décadas, ahora dirige el suplemento cultural Laberinto, el cual vio la luz el 22 de junio de 2003 y desde entonces ha coordinado 288 números y cientos de contenidos que conforman en el amplio espectro del periodismo cultural.

El encarte sabatino se ha distinguido por publicar a nuevos y viejos talentos y, desde luego, José Luis Martínez afirma que los temas no se agotan en los libros, sino que se extienden en un gran abanico de manifestaciones artísticas y del comportamiento humano.

“Siempre hay un huequito para las buenas historias”, dice a los estudiantes del CIDE. Incluso, uno de los números del suplemento fue una abierta apología sobre el alcoholismo.

Dice que uno de los principales objetivos de los periodistas es “vivir las cosas” y aprender a escribirlas, pues cuando las experiencias no se ponen en un texto estamos contribuyendo al olvido. Sostiene que contar las anécdotas con imaginación es tarea cotidiana de los cronistas, lo cual se vuelve imposible cuando se pierde la capacidad de asombro.

José Luis Martínez considera que los escritores son los reyes del periodismo. Dentro de su obra destaca el libro El Santo Oficio (Conaculta, 2013) el cual recopila las columnas que escribió desde la década de 1980 sobre temas culturales y de actualidad.

El libro sirve como álbum fotográfico de momentos relevantes de las últimas tres décadas y para recordar a personajes que fueron sus protagonistas –como Huberto Batis, Xavier Velasco y Fernando Benítez. Pero sobre todo, para tener en cuenta la puntillosa pluma del periodista y su alter ego, el Cartujo, quien le servía para conversar sobre los temas elegidos.

A pesar de su larga experiencia, el periodista de la vieja guardia se ve emocionado al leer su propia crónica, como un principiante con su primer trabajo publicado.

#SeguridadEdomex: ¿qué delitos aumentan y en dónde?

Violencia Edomex

Durante el primer cuatrimestre de 2014 siete delitos registraron aumentos en el Estado de México, la mayoría en los alrededores del Distrito Federal.

Según los registros de averiguaciones previas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), las conductas delictivas que aumentaron este año son:

  • OTROS DELITOS SEXUALES                                                              11%
  • HOMICIDIOS DOLOSOS CON ARMA DE FUEGO              14%
  • HOMICIDIOS DOLOSOS CON ARMA BLANCA                    15%
  • VIOLACIÓN                                                                                                   16%
  • ESTUPRO                                                                                                         22%
  • LESIONES CULPOSAS CON ARMA BLANCA                          22%
  • ABIGEATO                                                                                                     39%

Los delitos que han repuntado en 2014 se concentran en la zona metropolitana de la ciudad de México.

Destaca la incidencia de “otros sexuales” en el sur    y extorsiones en casi todo el territorio mexiquense:


Claves:
1    Estupro
2    Abigeato
3    Lesiones culposas con arma blanca
4    Violación
5    Homicidio doloso con arma blanca
6    Homicidios doloso con arma de fuego
7    Otros sexualex

Aún así,  el Estado de México registra su tasa delictiva más baja en los últimos 14 años con 28 delitos a la baja, incluyendo secuestro.

 

Tasa delictiva Estado de México
Tasa delictiva Estado de México

De acuerdo a la clasificación de delitos, la tasa  se concentra en Robos, Lesiones y Delitos patrimoniales:  Click para ver gráfica interactiva

Distribución de delitos Edomex

 

Ver Gráficas gráficas

Los orígenes del Animal Político

Animal politicoAnimal Político es un proyecto incubado y financiado desde Estados Unidos como iniciativa de un emprendedor colombiano.

Anne Nelson es profesora en la Universidad de Columbia, da conferencias en diversas partes del mundo sobre periodismo en internet y en el otoño de 2009 encabezó una investigación sobre los retos y oportunidades para un nuevo sitio en México.

A cuatro años de distancia afirma que ha seguido el desarrollo de Animal Político y que cumplió los objetivos que se plantearon durante su planeación.

El proyecto enfrentó diversos problemas específicos; “uno fue la violencia endémica contra los periodistas. Otra fue la cultura de compromiso entre el gobierno, los partidos políticos, y muchas organizaciones de noticias”, dice en correo electrónico.

Desde un principio se planteó que el público mexicano apreciaría el ángulo de un medio objetivo e independiente, tomando en cuenta que el mercado de noticias estaba dominado por un duopolio.

Parte de esta independencia se refleja en su origen y capitalización.

La empresa fue registrada como Editorial Animal, sociedad de responsabilidad limitada que comercializa “toda clase de programas, incluyendo programas de cómputo, así como la prestación de servicios de asesoría, consultoría y desarrollo”, según el acta constitutiva ante la Dirección General de Inversión Extranjera de la Secretaría de Economía.

El documento está en la página de Animal Político, dice que los socios son dos empresas estadounidenses: Elephant Publishing y Printed Matter. La primera ha sacado ocho libros de cocina y la segunda está dedicada a la “difusión, comprensión y apreciación de los libros de artista”.

El nombre en común en estas empresas es Daniel Eilemberg, empresario de origen colombiano que tiene una tercera compañía registrada en Miami con el nombre de El Daily Post, que es proveedora de noticias y entretenimiento enfocado para la comunidad hispana en Estados Unidos.

Según Anne Nelson, Animal Político fue la creación de un grupo de jóvenes periodistas y empresarios mexicanos y colombianos que tenían una comprensión inusual del potencial de los medios de comunicación en línea, justo al mismo tiempo del boom de sitios de periodismo político en Estados Unidos, como Huffington Post y Politico.com.

En una entrevista con Imer en 2010, Daniel Eilemberg dijo que confiaban en el éxito del proyecto, pues México tenía una penetración más alta del internet que otros países de la región y su grupo empresarial conocía el mercado, pues antes tenían un medio impreso.

En el acta constitutiva figura el nombre de Roberto Rock, quien quedó desligado del proyecto y al momento del lanzamiento de Animal Político salió con otro portal, La Silla Rota. Dos meses después Daniel Moreno fue invitado para ser director editorial.

Permiso de alto nivel: cuando Estados Unidos palomeó al Negro Durazo

Arturo DurazoLa mañana del 25 de agosto de 1976 el Presidente Electo recibió al embajador de Estados Unidos que estaba investigando la conformación del nuevo gabinete y tenía especial preocupación por el perfil de uno de sus colaboradores, quizá el más cercano.

Joseph John Jova no tuvo que sacar el tema, fue el propio José López Portillo quien tomó la iniciativa y decidió hablar sobre Arturo Durazo Moreno, cuya fama preocupaba al interior del equipo de transición y activaba las alarmas del otro lado de la frontera.

El mexicano reconoció que su relación con Durazo tenía más de 40 años y se remontaba a sus épocas estudiantiles. Dijo que Arturo siempre había sido un “salvaje”, un tipo impetuoso, muy atlético, algo indisciplinado pero valiente y un verdadero amigo.

Sin falsa modestia López Portillo dijo que él siempre había sido más inteligente, pues era quien daba buenos consejos y ayudaba a preparar los exámenes, aunque su relación con Durazo se complementaba en otros ámbitos: cuando jugaban futbol Arturo era excelente ejecutando las jugadas y confrontándose con los rivales.

Desde el principio reconoció que para la fuerza y personalidad de Arturo únicamente había dos caminos: trabajar para la ley o para el crimen… aunque en México estos dos mundos comúnmente se entrelazan y por ello le preocupaba que su amigo tuviera ligas con el negocio de los estupefacientes.

Al no ser una visita judicial ni vinculante, el experimentado diplomático se limitó a escuchar la confesión de más alto nivel, mientras seguían desayunando en una zona asegurada por el Estado Mayor Presidencial.

Las deferencias para el amigo Arturo no pararon durante toda la conversación: confiaba absolutamente en su lealtad personal, sabía que arriesgaría su vida para salvar la suya, le confiaría la seguridad de su familia y le había tenido en el círculo más íntimo durante toda la campaña.

José López Portillo no ocultó sus intenciones y las puso sobre la mesa para que el gobierno amigo las sopesara: quería mantener a Durazo en algún cargo de seguridad, de poder e influencia, pero aseguraba que tenía la capacidad de controlarlo adecuadamente y no le daría ninguna cartera relacionada con el combate a las drogas.

Mientras avanzaba la plática matutina López Portillo iba adquiriendo seriedad y su discurso se confundía con el de un estadista: México continuará la lucha contra los estupefacientes con el mismo vigor que antes o incluso más durante su administración.

La conversación derivó en otros temas del momento, posibles nombramientos de gabinete y chismes de alto nivel, pero el tema Durazo fue el que quedó en la mente de Jova, quien agradeció a su interlocutor la franqueza y apertura para hablar del tema, sobre todo por tratarse de una amistad tan larga y por representar un riesgo directo para la seguridad del presidente electo.

Al terminar el desayuno, el estadunidense volvió a su embajada, escribió los pormenores de la reunión y remató:

Yo estaba feliz porque reconoció nuestro interés en la posible asignación de Durazo en el campo de los estupefacientes, me sentí gratificado por sus explicaciones y garantías. La utilización de los talentos de Durazo en otros campos no es algo que esté en el ámbito de nuestras preocupaciones legítimas. JOVA.

Puso punto final, llenó el formulario y ordenó al personal técnico enviar la comunicación a Washington. Así fue como el gobierno de Estados Unidos palomeo a uno de los personajes que mejor representa la corrupción y decadencia de la época presidencial.

***

Los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks dan cuenta de que no fue la primera reunión que buscó Joseph John Jova para enterarse del tema, pues un día antes conversó con Pedro Ojeda Paullada, quien estaba listo para ocupar la Procuraduría General de la República (PGR) a partir del 1 de diciembre.

El tema Durazo fue central durante esa conversación, pues según consta en los documentos el Presidente Electo llegó al desayuno del 25 de agosto prevenido sobre la agenda que interesaba a Estados Unidos, adelantándose a los cuestionamientos y ofreciendo alternativas.

El momento de estas entrevistas Jova tenía 57 años, estaba en su última misión en el Servicio Exterior de Estados Unidos luego de haber trabajado como embajador en Honduras (1965-1969) y representante en la Organización de Estados Americanos (OEA) (1969-1974).

Fue nombrado embajador extraordinario y plenipotenciario en México el 19 de diciembre de 1973, entregó sus cartas credenciales el 30 de enero del año siguiente y sirvió a su país en ese puesto hasta el 21 de febrero de 1977. No tuvo ninguna otra asignación en el exterior y murió en 1993, con 77 años cumplidos.

Escribió el cable como parte de sus tareas de inteligencia en México, teniendo como contexto la Guerra contra las drogas que inició Richard Nixon en 1971, el presidente de EU que renunció el 8 de agosto de 1974 forzado por el escándalo del Watergate, por lo que aún tuvo tiempo para nombrar Jova como embajador.

***

Henry Kissinger A su escritorio llegaban documentos secretos de todas partes del mundo, sobre todo relacionados con la URSS y la seguridad interna de Estados Unidos; aún así, algo llamó su atención en el cable venido desde la ciudad de México, porque dedicó unos minutos para analizarlo y escribir una respuesta de vuelta.

Desde el Departamento de Estado Henry Kissinger tenía un amplio panorama sobre los intereses de su país y el mapa internacional era un tablero para acomodarlos; en un mundo polarizado su relación con el vecino tercermundista no era un asunto menor, por ello había ordenado un seguimiento puntual al cambio de gobierno para que no hubiera ninguna sorpresa, sobre todo en el tema de seguridad.

Aunque estaba acostumbrado a tratar con el Presidente de Estados Unidos y con los jefes de Estado más influyentes del globo para él la burocracia mexicana y sus orientaciones eran un tema corriente.

Estamos encantados de aprender sobre sus conversaciones con JLP y Ojeda, le escribió a Jova.

Kissinger dijo que era tranquilizador saber que el Presidente Electo conocía la naturaleza de Durazo, además de que era suficiente el compromiso de mantener la lucha contra el crimen organizado. “Estamos en completo acuerdo con usted, el asunto de Durazo debe quedar tal cual, sin discusiones”.

Acto seguido el secretario de Estado consultó al embajador sobre cuál debía ser la estrategia en el combate a las drogas y puso a su disposición el envío de más personal capacitado, aumentar los apoyos o tomar acciones directas.

La preocupación es que con el cambio de gobierno la burocracia mexicana pierda poder de acción, lo cual podría afectar la campaña contra los cultivos de amapola, escribió.

 Y acaba: “Sus opiniones sobre este problema se apreciarán, así como cualquier solución existente. KISSINGER”.

***

El inicio de sexenio fue fastuoso. Apenas José López Portillo se puso la banda presidencial comenzó un intento desaforado por desmarcarse de su antecesor con una limpia en el gabinete donde sólo repitieron dos funcionarios en los puestos clave (Muñoz Ledo y Ojeda), aunque en realidad siempre estuvieron más identificados con el nuevo Ejecutivo.

Arturo Durazo quedó fuera de los puestos federales, pero aún así su amigo le consiguió un puesto de seguridad, de poder e influencia: director de Policía y Tránsito de la ciudad de México. Durante el sexenio 1976-1982 la institución vivió un proceso de decadencia hasta convertirse prácticamente en una banda criminal.

La prensa de la época cuenta cómo se institucionalizó la corrupción, el asesinato de 14 colombianos que querían competir en el mercado de la droga, la poca confianza que se tenía en la policía y los excesos en fiestas que tenían lugar en residencias extravagantes1. Uno de sus colaboradores más cercanos, José González, narró decenas de actos de corrupción en su libro Lo Negro del Negro Durazo, que fue un éxito editorial en la década de 1980.

El poder Presidencial garantizó que Durazo no tuviera ningún problema en el sexenio 1976-1982, pero el sucesor de López Portillo llegó con las mismas ganas de romper con su predecesor e inició una campaña de renovación moral que incluyó el ataque a las formas más cínicas de corrupción del sexenio anterior. Así fue como inició la persecución de Arturo Durazo, primero en México y luego en el extranjero cuando se reportó su presencia en países como Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico, Italia y España.

El ex funcionario fue detenido en 1984 gracias a la cooperación del gobierno de Estados Unidos, quien tenía una acusación contra Arturo Durazo por tráfico de drogas y otros delitos que finalmente lo llevarían a la cárcel. Para entonces Kissinger ya no era secretario de Estado; Nixon, Jova y López Portillo estaban en el retiro.

Fuentes:

  • Cables de Wikileaks disponibles en wikileaks.org:

1976MEXICO10915_b

1976STATE213329_b

  • González, José, Lo Negro del Negro Durazo, Editorial Posada, México 1984.

  • Departamento de Estado de Estados Unidos, archivo histórico, en http://history.state.gov
  • El País, archivo digital, 31 de enero 1984.

Conectar con el lector: el reto de los perros de Reforma

Reforma cumplió 20 años y estrenó diseño
Reforma cumplió 20 años y estrenó diseño

Reforma modifica su apuesta visual y aunque no llega a las minicolumnas principales de Milenio (Ciro Gómez Leyva 280 palabras, Carlos Marín 170 palabras, Joaquín López-Dóriga 459 palabras) a Juan Villoro[1] 3 mil 600 palabras le parecen pocas para escribir una reflexión. Lo mismo opina el columnista Jesús Silva-Herzog Márquez, quien en una colaboración de 758 palabras critica la tendencia a “asfixiar la palabra y expandir las imágenes”[2].

Y es que parece que algunos medios han llegado a la conclusión de que no es importante hacer leer tanto a sus audiencias mientras encuentren la forma de conectarlos con su mensaje y fomentar el debate público.

Con este panorama cabe preguntarse ¿el papel de los medios en una democracia está determinado por la extensión y seriedad de sus contenidos? En este ensayo final se argumentarán los pros del uso de formatos cortos y con fuerte apuesta visual y se contrastarán con los argumentos presentados por dos columnistas de Reforma que opinan que la base de un periodismo con “seriedad informativa” (Villoro) debe estar basada en el uso extendido del lenguaje escrito. Como guía del trabajo se discutirá el papel democrático de los medios.

PODER CONECTAR: LA CLAVE

Si el poder es una capacidad relacional que permite influir de forma asimétrica en las decisiones de actores sociales[3] entonces el sueño de todo periodista y medio de comunicación es lograr que sus contenidos tengan efecto sobre su público, no en el sentido de obligarlos a que hagan algo sino de interesarlos o involucrarlos en sus temáticas y siendo parte fundamental del proceso de construcción de significado que se forma desde el discurso. Un medio será poderoso mientras logre conectar sus contenidos con las audiencias.

En este camino forma y fondo van unidos de la mano, pues en la industria de la comunicación se ha concluido que es igual de importante la sustancia de un contenido con la forma en que se presenta. Así, se puede concluir que un cambio de diseño y apuesta por formatos cortos y visuales en Reforma no tiene fines exclusivamente estéticos.

Rodney Benson ofrece una pista para analizar el tema al describir cómo la apuesta periodística de un medio de comunicación está relacionada con su visión de la democracia. En la visión elitista de Watchdog[4] la tarea principal es examinar a los personajes y el comportamiento de los funcionarios, monitorear de cerca sus actividades en busca de actos de corrupción o incompetencia, analizar de forma crítica las políticas públicas y proveer información de forma confiable y profunda sobre los hechos sociales[5].

Sin embargo, en el modelo deliberativo la prensa trabaja junto al público aportando reflexión y valor al proceso de toma de decisiones, “en el modelo deliberativo los medios mainstream como BBC o The Washington Post no son tanto valorados por su capacidad de fundamentar bien sus investigaciones, sino por su estatus inclusivo, de entidades mediáticas que apoyan una búsqueda basada en el acuerdo de la sociedad por el bien común”[6].

Aunque la función de Watchdog es la preferida y más conocida de los periodistas no es la única que juegan en una democracia.

Si Reforma reduce el tamaño de sus textos y decide exhibir un mayor despliegue gráfico no significa que decline su labor periodística o que dé preferencia a estándares comerciales sobre su misión dentro de la democracia, quizá quiere dejar de ser un perro enojado para dejar campo abierto a la deliberación de los temas que cotidianamente trata en sus páginas: corrupción, inseguridad, conflicto político, intereses económicos, construcción de ciudadanía, etc.

SEGUIR LA CORRIENTE

Las críticas de Juan Villoro y Jesús Silva-Herzog Márquez pueden aglutinarse en dos campos: la reducción de textos y el uso excesivo de elementos gráficos. En el primer tema concuerdan que sacrificar palabras es perder fuerza en la opinión y la información (Villoro), además de una tendencia a dejar de lado el reportaje largo y cuidado (Silva-Herzog).

No es coincidencia que ambos vean este fenómeno como resultado una crisis mal encarada por un medio impreso ante los cambios tecnológicos. Benson afirma que un efecto del modelo elitista ante el trabajo en multiplataformas es dejar de tener tiempo y espacio para la investigación periodística y usarlo para el reempacamiento de contenidos.

En su segundo argumento señalan un uso excesivo de elementos gráficos, de tal forma que para Villoro el nuevo diseño no está pensado para leerse sino para verse y Silva-Herzog critica la tendencia de treparse a la moda de las imágenes. Ambos van más allá y acusan sexismo: para Villoro hay una explotación de la mujer como objeto sexual en la páginas del diario y a Silva-Herzog le pareció lamentable publicar en primera plana el trasero de Salma Hayek.

En una de sus entrevistas Natalie Fenton expone lo seductor que resulta el espacio en blanco con las nuevas posibilidades tecnológicas del periodismo: hay un sentido de que se pueden poner más que las fotos de una entrevista o que ilustran una nota, se pueden colocar testimonios completos, videoclips, producir podcast[7].

De tal forma, el abuso de estos elementos gráficos es una posibilidad presente al trabajar con todas las herramientas que ofrece la tecnología, sin mencionar a los diseñadores y programadores que están preparados para cambiar radicalmente la forma en que se presentan los contenidos. ¿Cual es el justo medio?, seguramente nunca nos pondríamos de acuerdo, aunque este debate puede dar una pauta para limitar el uso de todas las posibilidades

EL RETO

La argumentación de los columnistas parece tener sustento: es criticable que se dejen de hacer contenidos de calidad para reempacar notas y que se abuse de elementos gráficos, sobre todo sexistas, para atraer más lectores, pero si el diario Reforma quiere dar un giro en su forma de entender la democracia para pasar a un modelo más deliberativo las críticas significan que no todos los colaboradores conocen el rumbo del barco.

El cambio no es menor porque se trata de un diario acostumbrado a trabajar como Watchdog y sus colaboradores también se asumen como perros vigilantes que, ante el cambio de diseño, aprecian un retroceso en su tarea informativa. Una primera tarea de Reforma sería poner a todo el equipo periodístico en la misma sintonía.

De todas formas, aunque los cambios cuadran en el modelo deliberativo lo más seguro es que Reforma siga persiguiendo casos de corrupción, gastos excesivos en el sector público, problemas de inseguridad y asuntos similares; de tal forma que es probable que pronto salga otra portada con los gastos de Romero Deschamps y su familia con dinero de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El problema de Reforma no es amarrar a sus perros, sino enseñarles las bondades y enormes posibilidades que se esconden detrás de un cambio de diseño. Juan Villoro no tiene ningún problema, todos queremos leerlo, aunque sea en 3 mil 600 palabras.

Referencias:

  • Fenton Natalie (2010) NGO’s New Media and the Mainstream News: News from everywhere. News Media, Old News. Journalism & Democracy  in the Digital Age. Sage.
  • Benson Rodney (2010) Futures on the News: International considerations and further reflections. Fenton Natalie (ed), (2010) News Media, Old News. Journalism & Democracy  in the Digital Age. Sage.
  • Castells Manuel. Comunicación y Poder. Madrid Alianza, 2010

[1] En Artículo bonsái, Juan Villoro, columna publicada el 29 de noviembre en Reforma y vista en http://goo.gl/RLQaGM el 2 de diciembre de 2013.

[2] En Una crítica, El blog de Jesús Silva-Herzog Márquez en http://goo.gl/pBAvjT, visto el 2 de diciembre de 2013.

[3] Castells Manuel. Comunicación y Poder. Madrid Alianza, 2010.

[4] En la analogía del perro guardián que tiene como contrario al Lapdog, que describe a una prensa cómoda para los intereses políticos y económicos.

[5] Benson Rodney (2010) Futures on the News: International considerations and further reflections. Fenton Natalie (ed), (2010) News Media, Old News. Journalism & Democracy  in the Digital Age. Sage.

[6] Idem

[7] Fenton Natalie (2010) NGO’s New Media and the Mainstream News: News from everywhere. Fenton Natalie (ed), (2010) News Media, Old News. Journalism & Democracy  in the Digital Age. Sage.

Periodismo digital: más noticias, nuevos modelos de negocio

A mayor penetración de las nuevas tecnologías más consumo de noticias y problemas para las viejas plataformas, que mantienen cautivos a grandes grupos pero que ya empiezan a manifestar hoyos negros con su modelo de negocio.

Esa es mi conclusión para dos documentos sobre internet, noticias y modelos de negocio del Nieman Lab y Reuters Institute que se tratan a continuación.

El estudio de Reuters nos muestra que las nuevas tecnologías son determinantes en la forma en que se consumen noticias, aunque deja en claro que penetración y uso cambia dependiendo de la cultura que se trate.

Mientras que es obvio el crecimiento del uso de las tabletas y el consumo de noticias en ellas, me sorprende la primera conclusión del estudio: entre más aparatos (tableta, computadora y celular) tenga el usuario más noticias consume, en tiempo y contenidos.

Para un estudio posterior queda preguntarse por qué Alemania y el Reino Unido mantienen preferencia en las plataformas tradicionales (TV y diarios) y cierta renuncia a blogs y nuevas marcas en internet. Supongo que México muestra una tendencia similar, pero en nuestro caso impulsada por la falta de penetración de internet y nuevas tecnologías.

¿Pagar por las noticias online? en México me parece una posibilidad lejana, pero veo que es un mercado que se encuentra bien desarrollado en Estados Unidos y en los otros países encuestados va en crecimiento; sobre todo, es alentador ese 14% que en el futuro estaría dispuesto a pagar por fuentes que le gusten.

Las marcas tradicionales siguen siendo la principal fuente de contenidos confiables, aunque el papel de los nuevos gatekeepers (como los agregadores de contenido, búsquedas en internet, blogs, Amazon, etc) muestran mayor penetración cada año, sobre todo en jóvenes. La conclusión es: la marca importa, pero no es suficiente.

Reuters
Consumo de noticias en internet

Por otro lado, el artículo de Martin Langeveld nos muesta cómo esta situación está impactando a los diarios, en resumen dice: ojo, cada vez más usuarios leen en tableta y los diarios ya no tienen razón de ser.

Nos deja en claro que es un desarrollo lento aunque inevitable: la cuestión no es si hay que adaptar la vieja plataforma sino cuándo hay que hacerlo.

¿Cómo se van a pagar las nuevas plataformas? parece la pregunta más importante para Langeveld y nos deja ver algunas propuestas que ya están en desarrollo, sobre todo el pago de suscripciones a servicios que den las noticias más relevantes para la zona en que vive el usuario, aunque no me queda claro si estarán basados en múltiples fuentes o si los grandes conglomerados mediáticos van más avanzados en este punto.