Octavio Paz: millonaria inversión para homenaje en Bellas Artes

Además de la riqueza cultural que normalmente alberga el edificio de avenida Juárez y Eje Central en la ciudad de México, el gobierno mexicano invirtió 29 millones 814 mil 304 pesos para homenajear al único mexicano que ha ganado el premio Nobel de Literatura.

Para este trabajo se tuvo acceso a una lista detallada de todos los gastos realizados para montar la exposición. El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) fue la dependencia encargada de administrar los recursos, según una solicitud de acceso a la información pública con folio 1116100028214.

Las autoridades mexicanas invirtieron 2 millones 756 mil pesos sólo en seguros para las obras de arte y 566 mil pesos en derechos por préstamo de obra.

Aún así, el gasto más grande se hizo en transporte, con 16 millones de pesos.

La inversión se distribuyó en siete rubros:

    • Por préstamo de obra             566 mil 485 pesos
    • Seguros obras de INBA           3 millones 182 mil 61 pesos
    • Seguro obras particulares       2 millones 574 mil 466 pesos
    • Difusión                                   381 mil pesos 163 pesos
    • Museografía                            5 millones 541 mil 310 pesos
    • Traslado de obra                     16 millones 138 mil pesos
    • Salarios                                    Un millón 430 mil pesos

 

Las obras vinieron de todas partes del mundo; aquí un mapa con los museos de origen: ¿De dónde vienen las obras? Click aquí

De dónde vienen las obras En esto ver aquello
De dónde vienen las obras En esto ver aquello

Los seguros se pagaron en pesos, euros y dólares, dependiendo del país de origen de las obras. Los más caros se pagaron a:

  • The Museum of Modern Art, NY         764 mil 064 pesos
  • Henry Moore                                        617 mil 357 pesos
  • Museo Picasso                                    472 mil 725 pesos
  • Los Angeles County  MoA                   385 mil 192 pesos
  • Museo de Arte Reina Sofía                  352 mil 155 pesos
  • The Tate Britain                                    248 mil 400 pesos
  • Colección Chillida                                218 mil 675 pesos
  • Museo de Arte Moderno                      216 mil 949 pesos
  • Juan Antonio Pérez Simón                  214 mil 630 pesos

Uno de los gastos más relevantes es el de museografía, que acumula 5 millones 541 mil pesos. En este rubro, el INBAL destinó 2 millones 386 mil pesos en adecuación museográfica audiovisual para la empresa Sietemedia Diseño y Tecnología; además de 2 millones 88 mil pesos en adecuación de museografía y núcleos temáticos en las salas de exposición.

En una solicitud de información pública el INBAL informó que Héctor Tajonar fue seleccionado como curador de la exposición por Marie José Tramini, la viuda del homenajeado, aunque no es empleado ni fue contratado propiamente por la dependencia. El trabajo de un curador es seleccionar, documentar e investigar para crear un discurso que explique la obra de un artista, en este caso la liga de Paz con el arte.

Adicionalmente, Héctor Tajonar recibió dos seguros por préstamo de obra, uno por 155 pesos y otro por 276 pesos. En una solicitud de información (1116100031914), un ciudadano cuestionó sobre los contratos firmados con Marie José Tramini con motivo de la exposición, ante lo cual se respondió que no hubo ninguna contratación directa y únicamente se realizaron asesorías y opiniones que no implicaron honorarios.

La única inversión para publicidad corresponde a un contrato firmado con ISA Corporativo por 19 mil 218 pesos para la impresión de parabuses.

El contrato más grande se adjudicó a la empresa Córdova Plaza SA de CV por concepto de importación temporal de obras internacionales y nacionales. Se trata de una compañía de la ciudad de México que lo mismo ha ganado contratos con Presidencia de la República, Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), etcétera.

En abril de este año, la empresa trasladó 251 obras de arte para una exposición en el Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo, con un costo de 2 millones 602 mil 309 pesos.

bellas artes

EL IMPACTO

“En esto ver aquello” se grabó en mi memoria, excepcionalmente buena, hay que verla… son algunos comentarios sobre la exposición que homenajea a Octavio Paz en el Palacio de Bellas Artes en Twitter, un montaje especialmente dispuesto para los más jóvenes y difundirse en internet.

Los asistentes reflejan su visita a la exposición compartiendo fotos, videos y citas relacionadas con Octavio Paz en sus redes sociales; los mensajes se ajustan a los formatos breves característicos de Twitter, aunque la propia exposición parece retomar este estilo con su apuesta museográfica, pues los carteles, explicaciones, audios y videos son breves y fáciles de comprender.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) creó cinco listas musicales en Spotify, un servicio para transmitir música en internet, con la aportación de los artistas Roco Pachukote (Maldita Vecindad), Camilo Lara (Instituto Mexicano del Sonido), Natalia Lafourcade y Quique Rangel (Café Tacvba). De esta forma, la experiencia puede iniciar antes del museo y está diseñada para que quien lo desee pueda recorrer las salas con audífonos, aunque deberá esquivar a las decenas que día con día asisten.

De hecho el gran número de asistentes es una de las principales molestias para hacer el recorrido, pues en prácticamente todos los espacios hay que hacer fila para ver los materiales audiovisuales o detenerse en obras de artista famosos.

Según información oficial, la exhibición recibió a 17 mil visitantes en su primer fin de semana y en un mes ya eran más de 50 mil. Si se atienden estos números en promedio cada día van más de mil 666 personas; es decir, alrededor de 185 por hora.

LA EXPOSICIÓN DIGITAL

“En esto ver aquello” está diseñada para recorrerse rápido, incluso corriendo; para los asistentes es complicado detenerse en las obras más interesantes o probar todos los materiales audiovisuales debo a la gran cantidad de gente que acude a las salas.

En el recorrido se pueden apreciar intentos por conjugar las obras de arte estáticas con la tecnología; por ejemplo, en el módulo La Sonrisa de eros están unos dispositivos que sirven para escuchar un mensaje usando las manos como audífonos. Primero, el espectador se ve confundido ante la posibilidad, luego se experimentan algunas dificultades pues hay que poner los codos en unas terminales metálicas y taparse un poco una oreja. Al final, a la mayoría de los usuarios se les dibuja una sonrisa al apreciar el mensaje.

El sonido es uno de los elementos más recurrentes, en las salas sobre arte mexicano se encuentran uno auriculares con mensajes que explican el vínculo entre la obras y la visión de Octavio Paz. Lo mismo en la sala nacional, donde la primera bienvenida la da un discurso sonoro.

La presencia de Octavio Paz digital se aprecia en toda la exposición. Hay discursos, se le ve presentado obras, hablando con intelectuales, conviviendo con su familia, en viejos programas de televisión; a veces sólo se le escucha recitar, pero siempre está presente.

Para compartir la exposición se ha socializado la etiqueta #EnEstoVerAquello, que funciona en Twitter, Facebook, Instagram y Vine para compartir videos, fotos y citas relacionados con Octavio Paz y el arte.

Tlatlaya: investigaciones difieren sobre número de ejecuciones

Luego de 128 días del homicidio de 22 personas en el municipio de Tlatlaya, Estado de México, existen tres versiones distintas sobre cuántos elementos del Ejército participaron y cuántas víctimas fueron ejecutadas extrajudicialmente.

Hasta ahora se conocen tres versiones documentadas: la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la publicada por la Judicatura Federal que se realiza con los elementos aportados por la Procuraduría General de la República (PGR) y el trabajo periodístico de la revista Esquire, que entrevistó a una de las sobrevivientes.

El 30 de junio, alrededor de las 5:30 horas, elementos del batallón 102 del Ejército mexicano asesinaron a 22 personas en una bodega que se ubica en el kilómetro 37 de la carretera Tlatlaya-Arcelia, en el Estado de México.

Aún se desconoce cuántos elementos entraron a la bodega y cuántos de ellos dispararon contra civiles desarmados.

Una tarjeta informativa del Consejo de la Judicatura Federal publicada este domingo da a conocer por primera vez la identidad de los soldados involucrados; se trata de:

  • Alan Fuentes Guadarrama
  • Julio César Guerrero Cruz
  • Roberto Acevedo López
  • Samuel Torres López
  • Ezequiel Rodríguez Martínez
  • Fernando Quintero Millán
  • Leobardo Hernández Leónides

Tres de ellos: Fernando Quintero, Roberto Acevedo y Leobardo Hernández son acusados del homicidio de ocho personas, abuso de autoridad y alteración ilícita del lugar y vestigios del hecho delictivo. En resumen, según esta versión, tres uniformados asesinaron arbitrariamente a ocho civiles.

Sin embargo, según la recomendación de la CNDH, con peritajes de PGR y procuraduría del Estado de México, 12 víctimas tenían signos de haber sido asesinadas tras haberse rendido.

Además, los peritajes permiten establecer que tres cuerpos fueron movidos de su posición original al caer, lo que impide saber si murieron como parte de un enfrentamiento o de una ejecución.

En la recomendación por violaciones graves a los derechos humanos, la CNDH estableció que no tiene elementos para señalar con precisión quiénes participaron en las ejecuciones, pero según declaraciones y pruebas periciales “muy probablemente” se trata de al menos cinco elementos militares que ingresaron a la bodega.

De esta forma, la comisión señala la responsabilidad de cinco soldados por la muerte de 12 civiles.

El primer testimonio sobre los hechos del 30 junio en Tlatlaya fue aportado por la revista Squire, que publicó una entrevista con la mujer identificada como Julia, una de las sobrevivientes al ataque.

La mujer dijo que en el primer enfrentamiento murió un presunto delincuente. Posteriormente aseguró que los soldados sometieron, interrogaron y ejecutaron a las 21 personas restantes.

Esto fue lo que Julia dijo al periodista Pablo Ferri, de la revista Esquire:

“¿No que muy machitos, hijos de su puta madre? ¿No que muy machitos?” Así les estaban diciendo los militares a los muchachos, y pus todos salieron, todos se rindieron, sí,  Se rindieron, definitivamente se rindieron.

Yo les decía que no lo hicieran, que porqué lo hacía y ellos me dijeron…

Pero sí los mataron a todos, sí a todos, ninguno, sólo uno estaba muerto al principio.

Santiago Corcuera, integrante del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas, dijo que aún falta investigar la responsabilidad de la cadena de mando que derivó en la muerte de 22 personas.

En el programa Aristegui de CNN sostuvo que también se debe indagar el encubrimiento de las autoridades del Estado de México y Ejército mexicano:

En Tlatlaya no hay pretexto, no hay pretexto, para que nos digan ‘voy a investigar la cadena de mando, ‘tope donde tope’, como dijo el Presidente de la República

Lo que yo veo ahí es falta de voluntad y no sólo falta de voluntad, sino muy probablemente intencionalidad de solapar o de encubrir.

La investigación de la CNDH ya señaló irregularidades en la actuación del Ejército, la PGR y el gobierno del Estado de México. Pero a 128 días de las ejecuciones en Tlatlaya aún se desconoce si habrá más responsables dentro de la cadena de mando en el Ejército. Hasta ahora único acusado por encubrimiento es el teniente Ezequiel Rodríguez, quien participó en la operación.

Peña Nieto gasta casi un millón de pesos en dos teleprompter

Presidencia de la República tiene cuatro teleprompter(s), que son equipos para asistir la lectura de discursos.

Según la solicitud de información con folio 0210000121114, dos equipos fueron comprados en junio de 2013.

Cada uno costó 494 mil 942 pesos. En total la inversión fue de 989 mil 884 pesos.

Estado mayor presidencial teleprompter PEña Nieto

El teleprompter es uno de los elementos más constantes en los eventos del presidente Enrique Peña Nieto.

En las fotos de Presidencia de la República se cuida que no aparezca, aunque en los videos de los eventos se pueden apreciar las placas de cristas sobre las que el Ejecutivo federal lee su discurso.

teleprompter peña Nieto2

“Teleprompter o apuntador óptico, es una herramienta de lectura, que se utiliza para poder seguir un discurso o texto en una pantalla o espejo, permitiendo a la persona tener un apoyo que le brinde confianza y seguridad al momento de hablar, ya sea en un discurso o en una grabación de videoclips”. Fuente.

No sé cuál es el plural de teleprompter 😦