DEA rastreó al fundador de Los Zetas; agentes mexicanos no intentaron detenerlo

- Desarticulan red de lavado de dinero en circuito de carreras de caballos en Estados Unidos.
– Hermano de capo se hizo famoso en EU, ganó una fortuna e inculuso aparecía en los medios de comunicación.
-El Zeta-40 fue visto por policías de México tras un informe de la DEA; únicamente lo fotografiaron

Una nota publicada por The New York Times revela que los Zetas invertían cientos de dólares en una red de carreras de caballos en Estados Unidos, lo cual llevó a las autoridades a la captura de José Treviño Morales, hermano de Miguel Ángel Treviño (El Zeta-40),  fundador y principal líder de la organización de sicarios.

Todo está relacionado con una empresa llamada Tremor Enterprises, financiada por Miguel Ángel y establecida en EU gracias a la residencia legal de José; además, se estableció la participación de un sujeto identificado como Ramiro Villarreal, quien tenía buen ojo para los caballos.

La empresa compró un extenso rancho en Oklahoma y un estimado de 300 caballos y yeguas. Los hermanos Treviño podría haber mantenido su funcionamiento en silencio, pero su pasión por los caballos ganadores resultó demasiado tentadora. En el breve lapso de tres años, ganaron tres de las competiciones más importantes de la industria, con premios que totalizan unos US $ 2,5 millones.

Este martes, el Departamento de Justicia envío varios helicópteros y cientos de agentes a los establos de la compañía  y su rancho en Texas. José Treviño y varios asociados fueron arrestados y sometidos a proceso legal.

Miguel Ángel Treviño y otro hermano, Omar, también fueron acusados. Los dos siguen en libertad en México y operando para Los Zetas.

Las autoridades dieron inicio al caso desde enero de 2010, cuando ligaron a Los Zetas y Tremor Enterprises en la compra de dos yeguas de cría por un millón de dólares.

En cuanto a Ramiro Villareal se informó que tuvo un desenlace fatal: en 2010 fue detenido por la DEA y de mala gana aceptó trabajar como informante, cinco meses después su cadáver fue encontrado dentro de un carro en llamas, en Nuevo laredo, Tamaulipas.

Miguel Ángel Treviño, known as Zeta-40, or just 40, was never in the military. But he became useful to the Zetas for his experience moving contraband across the border.

 

Ramiro Villareal empezó a asistir a las subastas de caballos desde niño, y desarrolló una extraña habilidad para detectar caballos que sin ser de la mejor estirpe tenían una habilidad excepcional para la velocidad. Sin embargo, su estilo afeminado le impidió involucrarse al 100% en el mundo machista de los criadores.

El Sr. Villarreal tuvo su gran oportunidad en 2006, cuando se armó de 10 mil 500 dólares para comprar un potro en una subasta en Los Alamitos. Su caballo, “El Sicario” entró en el circuito de carreras parejeras, donde comenzó a vencer a los competidores más jóvenes y mejor valorados.

El caballo llamó la atención de Miguel Ángel Treviño, quien contrató a Villareal para asesorarlo como comprador de nuevos ejemplares.

Pronto, el nombre de Villarreal comenzó a aparecer en las listas de los principales compradores en las subastas en California, Texas, Nuevo México y Oklahoma. Su primer campeón fue Dash Tentador, que ganó más de 600 mil dólares en 2009, estableció un récord de pista en el Futurity de Texas Classic y la empresa Tremor Enterprises consiguió su primera victoria en una carrera de millón de dólares.

Por mucho que Miguel Ángel Treviño confió en el señor Villarreal, necesitaba su hermano, José, para ser la cara de su nuevo negocio de caballos.

Al principio, José Treviño parecía reticente a ser el centro de atención, evitando a los reporteros haciéndose pasar por no hablar bien Inglés. Sin embargo, conforme ganó carreras más cómodo parecía con cámaras y micrófonos. Las personas que lo conocían, dijo que él nunca buscó a los medios de comunicación, pero nunca se negó a hablar cuando me llamaron.

En noviembre de 2009, Tempting Dash ganó el Futurity de Texas Classic. Un año después,  MR Piloto ganó el All American Futurity. El año pasado, una potra llamada Separate Fire barrió el Futurity Ed Burke, cada carrera le dio a la empresa un millón de dólares.

La vida de José Treviño cambió. La racha ganadora de la empresa le permitió contratar a los más respetados jinetes, entrenadores y asociados de ventas en el negocio. El año pasado, José Treviño se mudó con su familia de una modesta casa suburbana en Mesquite, Texas, donde dijo que trabajaba en la industria de la construcción, a un rancho grande fuera de Lexington, Oklahoma

El rancho de 70 acres, Granjas Zule, lleva el nombre de su esposa, Zulema, una ex secretaria que le dijo a la gente que llevaba las cuentas para la empresa. Una persona familiarizada con el rancho, dijo que el señor Treviño había convertido un granero lleno de estiércol en un establecimiento de cría, con laboratorios y puestos especiales para implatar embriones en yeguas.

La gente comenzó a preguntarse cómo un albañil pudo comprar todo eso.

La importancia de José en el mundo de las carreras coincidió con el mayor papel dentro de Los Zetas de Miguel Ángel: en 2010, EU ofreció 5 millones de dóalres por información que llevara a su captura y en México ya era un asunto de seguridad nacional.

 

LA CAÍDA DEL INFORMANTE

En septiembre de 2010 Villareal fue detenido por la DEA en un aeropuerto; los agentes lo interrogaron durante seis horas, le confiscaron teléfono y celular y le ordenaron una junta días más tarde. En esa junta los agentes dijeron que querían rastrear a Mieguel Ángel y atraerlo a Estados Unidos para capturarlo. Aceptó muy a su pesar.

Al menos una vez, Villareal avisó a la DEA que Treviño asistiría a una carrera en Nuevo Laredo. Las autoridades mexicanas se acercaron y tomaron fotos de El 40, pero no hicieron un esfuerzo por detenerlo porque mucha gente podría morir en la acción.Villareal les dijo que si tardaban más tiempo él sería asesinado.

A finales de ese año, Miguel Ángel llamó a Villareal a una junta: al llegar Villareal fue vendado en los ojos y llevado al desierto por varios sicarios.

Miguel Ángel Treviño llegó una hora más tarde en un coche con más tenientes y un hombre desconocido, que también estaba con los ojos vendados.

El traficante abrazó a Villarreal y le preguntó:

- “¿No me vas a atornillar, o sí, Gordo?”

- “No, por supuesto, papi”, respondió  Villarreal.

 

Tras decirle “vuelvo en un minuto”, Miguel Ángel Treviño caminó hacia el hombre desconocido, le quitó la venda de los ojos, le disparó en la cabeza y tiró el cadáver en un tambo con ácido que se encontraba en el lugar.

Villareal se desmayó. No sabe cuánto tiempo pasó así pero al despertar Treviño le estaba pegando en la cara y riéndose.

- “¿Qué pasa, Gordo?”, Bromeó. “Usted no puede aguantar verme matar a alguien? La próxima vez, vas a tener que hacerlo tú”.

- “No papi”, dijo Villarreal. “Yo no quiero que haya una próxima vez.”
El traficante de drogas volvió a su coche y se marchó. Villarreal fue llevado de regreso a Laredo y de inmediato se puso en contacto con la DEA, implorando a los agentes que lo liberaran de su acuerdo.

Al final, el señor Villarreal, de 38 años, siguió informando de la DEA y en marzo, Miguel Ángel Treviño lo convocó a otra reunión.

El 10 de marzo de 2011 el automóvil de Villarreal se encontró incinerado fuera de Nuevo Laredo. Fue tan poco lo que quedó de él que las autoridades tomaron muestras de ADN de las cenizas para identificar sus restos.

 

La información está firmada así:

Mike McIntire contributed reporting. Jack Begg, Alain Delaquérière and Sheelagh McNeill contributed research.

Ve la nota completa en el sitio del NYT

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s